Tortillas españolas

No podemos estar de visita en España y no ir algún bar a probar las muy tradicionales tortillas españolas, esta mezcla de huevos y patatas, tradicionalmente, son un típico bocadillo, para echar unos tragos, o cervezas en compañía de amigos en algún bar, este platillo se puede comer frio o caliente, no alteran sus sabores la temperatura, es deliciosa y muy famosa a nivel mundial.

Se puede comer, como único plato, como acompañamiento, como botana, o como tapa (bocadillos españoles), estas Tortillas Españolas son muy sencillas de hacer, y se basan principalmente en patatas huevos y aceite de oliva, aunque podemos enriquecer las recetas tradicionales, añadiendo cebollas, pimientos, jamones tocinetas, o algunas otras variadas verduras.

A continuación les presento la más tradicional receta de Tortilla Española, aunque los sabores varían a partir de los ingredientes y de la sazón de cada persona que elabora esta delicia.

Necesitaremos. Los siguientes ingredientes.

4 papas o patatas medianas

5 huevos

¼ de litro de aceite de oliva virgen

Sal

Opcional, (cebollas, cebollines, chicharos, pimientos, ejotes, etcétera)

Se pelan las papas o patatas, y se rebanan en lonjas delgadas, se fríen en abundante aceite de oliva, a fuego medio para que las papas se cuezan y absorban el sabor del aceite,, si se añadirán los ingredientes opcionales, es el momento de verterlos al aceite para que se mezclen sabores, y una vez dorados, se sacan y escurren perfectamente, a parte, batiremos  bien los huevos  agregamos las patatas,  con algo de sal, y si pondrás ingredientes opcionales, también es el momento, el sartén donde freímos las papas y demás ingredientes, regresara al fuego, para calentarse nuevamente y en el verteremos la mezcla de huevos, se tapa el sartén y se deja cocinar a fuego lento, dando la vuelta, cuando la base ya este cocida y un tanto dorada, se voltea con cuidado ya que el centro aun estará un poco crudo y podríamos desbaratar la forma de la tortilla., se deja terminar de cocer, y estará lista para servirla, solo déjala enfriar unos minutos a modo de reposo, y ¡listo! una verdadera delicia, y muy económica manera de comer un bocadillo.