Recetas españolas para navidad

Los españoles disfrutan alrededor de una buena mesa. En España todo se celebra con una buena cena o una buena comida y la época navideña no podría ser menos. Además, estas fiestas invitan a sentarse en la mesa para disfrutar de las recetas más tradicionales, las de mayor elaboración y degustarlas junto a los seres queridos mientras se goza de los buenos momentos que brinda la Navidad.
Los platos más navideños
Las fechas más señaladas de la Navidad se celebran con plato y mantel. Aunque cada región española tiene sus propias recetas y alimentos tradicionales para estas fechas, existen algunos platos que se repiten en toda la geografía española. La cena de Nochebuena suele estar protagonizada por entrantes, mariscos, carnes y pescados variados de gran calidad y elaboración. Algunos de los platos más recurrentes son el cordero al horno, el besugo a la naranja, el pavo relleno o el bacalao a la vizcaína. Los postres suelen ser caseros: pasteles de boniato, alfajores, mazapanes y guirlache, sin olvidar los buenos turrones y polvorones. Los turrones son los grandes protagonistas de las fiestas, en la actualidad los hay de todo tipo: además de los tradicionales de almendra, el turrón duro y el turrón blando, se pueden encontrar en el mercado turrones de chocolate; de frutas, como fresa, naranja, plátano o pera; turrones de flan, galleta, crema catalana, natillas o tiramisú. Otros dulces también muy preciados son las peladillas y las frutas confitadas. No obstante, otras recetas dulces están irrumpiendo con fuerza en las mesas españolas: el panettone italiano, las cupcakes americanas o los macarons franceses. El día de Navidad suele estar protagonizado culinariamente por una sopa o un caldo que si tu familia es grande puedes probar a meter la sopa en una piscina desmontable barata, entrantes variados y de gran elaboración. Las carnes o los pescados actúan como segundo plato y los postres son similares a los de la Nochebuena. En Nochevieja la cena suele ser más informal: platos fríos y más sencillos. Las uvas de la suerte llegan a las doce de la noche para despedir el año que se va y recibir con buen pie el que comienza. El roscón de Reyes aparece como postre y merienda el día 6 de enero en todas las casas españolas.