Ra-men Kagura. Calle de las Fuentes 1. Madrid.
En lo que era el antiguo Fuentes y Bonetillo acaba de abrir un noodle bar japonés que seguramente lo va a petar dada la escasa oferta de sitios de ramen, ¡y menos mal porque ya estaba tardando Madrid en entrar en la moda del ramen!
Siendo honesta, no tengo ni la más mínima idea de lo que es un auténtico Tonkotsu o un Mazesoba. Es más, me hago un completo lío con los ingredientes y los nombres. No he estado en Japón, por lo que no os voy a hacer comparaciones ni me las voy a llevar de experta porque ni de asomo sé de lo que estoy hablando. Lo que si sé es lo que me gusta y lo que no, y Ra-men Kagura ha triunfado conmigo.
Pedí el Tonkotsu “original” (también había con salsa de soja y miso) que es una sopa con base de huesos de cerdo, huevo cocido y marinado, carne de cerdo guisada, cebollino (negi), pasta de pescado (naruto) y algas. Estaba muy sabroso y de hecho, me dan ganas de salir corriendo a comerme otro mientras escribo esto. Me sentó de maravilla y me dejó con ganas de más.
De momento los ramen que me han conquistado son éste, el de Yoka Loka y el de John Husby y Rodrigo García en Puntapie, siendo este último el que más me hace babear.
No sé quien se inventó que el verano no es temporada de sopas…
 pd: las cañas cuestan 3€ y la Kirin 5€ un poquito caro para mi gusto.