LA HIDRATACIÓN Y EL DEPORTE

Para poder obtener un óptimo rendimiento deportivo, es de vital importancia que nuestro cuerpo este bien hidratado.

Este nivel lo conseguiremos dando a nuestro cuerpo lo que necesita en cada momento.

Antes de la carrera, tomaremos una bebida que active nuestro sistema nervioso y nos ayude a retrasar la aparición de la fatiga. Evitaremos la bebidas azucaradas como los refrescos.

Durante la carrera lo más aconsejable es tomar agua, siempre que la carrera sea inferían a 1hora, pasando este tiempo, en carreras de larga distancia deberemos de acompañar también con la ingesta de geles y barritas energéticas.

Después de la carrera debemos de tomar productos que ayuden a nuestra recuperación, tales como bebidas isotónicas, batidos de hidratos, batidos de proteínas, estos se han de tomar en un intervalo de 30 minutos desde que finalicemos la carrera.
Pues durante este tiempo nuestro cuerpo estará más receptivo a cualquier alimento que le demos.

Un consejo a título personal para toda la gente que se esté empezando a animar a correr, o esté pensando ya en el comienzo del próximo planteárselo como objetivo.

Es que os fraccionéis los objetivos, busquéis metas alcanzables y cuando lleguéis a ellas valláis aumentándolas.

Nunca os propongáis un objetivo inalcanzable como principal, pues os desmotivareis antes de llegar a él. Poco a poco podréis conseguir todo lo que os propongáis y al principio parecía inalcanzable.