Ensalada de gala

Para una buena cena y quedar como el anfitrión del año, es imprescindible poner en el centro de la mesa una buena ensalada. Pero vamos a dejar lo tradicional a un lado, y vamos a sorprender a nuestros invitados con una ensalada nueva en la que fusionaremos frutas, verduras y queso. Así que vamos a preparar una ensalada de frambuesas e higos, sabores diferentes y especiales y fácil de preparar.

Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

Un cogollo de lechuga verde, 2 manojos de espinacas baby, de 8-10 higos dependiendo de los comensales, unos 150 gramos de frambuesas, 50 gramos de almendras, queso de cabra, vinagre balsámico o de modena, miel de abeja al gusto y no podría faltar sal y pimienta.

En primer lugar lo que vamos a hacer es cortar la lechuga y lavarla junto con las espinacas. Después las centrifugamos y le quitamos el exceso de agua. Y tras esto colocaremos todo en una ensaladera grande, ya que lleva muchos ingredientes y no queremos que rebose.

A continuación cogeremos el queso de cabra contándolo en rodajas intentando que el queso este frío para que no se deshaga al cortarlo. Y junto con los higos lavados previamente lo incorporamos a la ensaladera. Cuando ya los hayamos incorporado a continuación iremos añadiendo las frambuesas y las almendras.

Para la ‘salsa’ mezclaremos el vinagre que hayamos decidido y la miel que junto con un batidor de globo realizaremos una mezcla homogénea salpimentando al gusto.

El último paso se puede llevar a cabo o no, dependiendo del gusto de cada uno. Este trata de aderezar antes de presentar la ensalada o no. Podemos decidir también por presentar la salsa o aderezo en un cuenco a parte y que de esta manera cada uno se sirva al gusto.

Todos nuestros invitados se sorprenderán con esta receta tan exótica que fusiona estos sabores. ¡No defraudarás!