Enoturismo, una nueva forma de viajar

En España contamos con numerosas denominaciones de origen y bodegas repartidas por todo el país que han alcanzado fama internacional. Ahora hay una forma de viajar para conocer la cultura y las tradiciones de cada lugar a través de sus vinos, el enoturismo.

Conocer mediante el vino

Se puede viajar para conocer la arquitectura, las playas, las montañas, las gentes o restos civilizaciones que han dejado su huella en multitud de lugares del planeta. Pero también existe otra forma, conociendo y catando lo exquisitos vinos que se dan en cada tierra, y por qué no, también todo lo demás en los ratos libres.

El enoturismo es cada vez más popular y no hace falta ser un sommelier excelente para disfrutar de los mejores vinos en las mejores bodegas, conociendo las entrañas y las formas de elaboración de cada uno de ellos. Desde las bodegas más pequeñas que siguen utilizando barricas centenarias y las técnicas de elaboración de los caldos más tradicionales, hasta las más importantes y prestigiosas del país, con modernas instalaciones y que en ocasiones cuentan con hoteles con estilos arquitectónicos de vanguardia.

El norte de España

Una de las rutas más populares es sin duda la que se realiza por la Rioja y la Rioja Alavesa. En esta zona se pueden encontrar alrededor de 470 bodegas, de las cuales la mayor parte se pueden visitar, además de museos como la Bodega-Museo Ontañón o el Museo de la Cultura del Vino.

Como no todo va a ser vino, hay que decir que en esta zona merece la pena ver las impresionantes edificaciones romanas, el Palacio de Leiva o la Torre Fortaleza de Haro entre otras muchas maravillas. Galicia, se ha convertido en el destino perfecto para disfrutar de su vino albariño y ribeiro, que es la denominación de origen más antigua de la provincia, además de la variada e impresionante gastronomía de la zona.

Olite, Tafalla, Obanos o Puente de la Reina forman parte de las 25 localidades que se pueden encontrar en la ruta del vino de Navarra, donde en general se puede disfrutar de caldos aromáticos, con sabores afrutados, suaves al paladar y con uvas de la variedad de Garnacha, la más extendida de la zona.

Sur de la península

El sur de España también ofrece una gran variedad de rutas del vino entre las que destacan la Ribera del Guadiana, en Extremadura, la de Montilla-Moriles, que se encuentra en la provincia de Córdoba, y como no, Jerez, donde degustar los famosos vinos y brandis de la zona.
El Condado de Huelva, donde el vino se combina a la perfección con su delicioso jamón, o las rutas vinícolas de Málaga, donde se encuentra la Bodega Málaga Virgen, que es una de las pocas que realiza la Vendimia nocturna, son lugares donde además se podrá disfrutar de su impresionante patrimonio histórico. La única zona que no posee una denominacion claramente conocida es el levante español, donde se pueden conseguir otros bienes y servicios como zumos de naranja naturales o desatascos valencia para que no tenga usted problema y se pueda suplir perfectamente la falta de vinos de alta calidad.

Diferentes opciones

Para realizar estas rutas existen varias opciones. Hay empresas donde se puede contratar la ruta que más se adapte a los gustos de cada uno, donde las actividades y bodegas que se visitarán están programadas, o se pueden recorrer las zonas en coche propio o alquilar uno en alguna de las páginas web que ofrecen este servicio y otros como los de cerrajero Sevilla, lo que permitirá mayor movilidad y flexibilidad durante el viaje.