Costumbres españolas a la hora de comer

La hora de la comida, es muy importante para todas las culturas del mundo, pero en España, prácticamente es una de las más arraigadas tradiciones, comer en familia, disfrutar de una buena comida, y de un buen vino, coronando con un aromático café y un postre ligero.

En España los desayunos suelen ser a temprana hora, y deben de ser ligeros, ya que a la hora de la comida se acostumbra una comida abundante y muy condimentada.

El desayuno generalmente, consiste en café, café cortado o café con leche, quizá chocolate caliente con los tradicionales churros españoles, algunas pastas o cruasanes.

La comida suele servirse entre las 2 y 4 de la tarde y entonces, si se conforma por una comida verdaderamente pesada, y muy rica en cuanto ingredientes, ya que España está rodeada de mar, su gastronomía, se basa fundamentalmente en productos marinos, pero de igual manera se complementa con frescas hortalizas, y deliciosos embutidos y jamones que maduran en las colinas y pastizales, los suelos españoles producen una enorme variedad de frutos que se curan o secan y forman parte importante de la gastronomía española.

Las comidas siempre se terminan con un aromático café, que puede ser un café solo, o un cortado (café con un chorrito de leche), o definitivo, un café con leche, y un postre ligero  que puede ser una tarta de frutas frescas, o algunas natillas quizá algunos panecillos con frutos secos, en fin la variedad de postres españoles es infinita, y deliciosa.

No puede  faltar  la sobremesa,  a la que se reúnen todos los comensales, nadie se retira después de comer, siempre se hace por lo menos una pequeña sobremesa, para platicar y seguir conviviendo, ya sea en familia o entre amigos, y esta sobremesa sucede antes de tomar la típica siesta, para digerir la comilona que han dado.

La siesta es tan popular en España, que los comercios cierran un par de horas para ir a comer  y tomar la siesta, de ser posible los empleados van hasta sus hogares, a comer para después tomar una pequeña siesta.

Las comidas españolas siempre se acompañaran de vino, ya que es una tradición que durante años se ha llevado a cabo en España, inclusive en los restaurantes, suelen incluir el vino, en el costo total de la comida, es parte de las comidas y siempre lo ha sido.