Aprende a cocinar unas berenjenas rellenas deliciosas

Las berenjenas rellenas son otra estampa en la cocina casera que resulta placentera cada vez que es servida. En una hora se pueden hacer unas que quedan exquisitas y tal vez todo buen cocinero antes de vanagloriarse de serlo, debería de ser capaz de realizar este rico plato que es bastante simple y que puede variar su sabor de muchas maneras para hacerlo aún más exquisito. A continuación, se describirá una receta simple de cómo se pueden hacer unas excelentes berenjenas rellenas:

Primero, como siempre, se debe saber qué ingredientes se utilizarán, lo que necesitamos es una berenjena grande, aceite de oliva, carne, pimienta negra, cebollas, pimienta roja, ajo, queso Pecorino Romano, migajas de pan, huevos, y tomates.

Al recolectar todos los ingredientes, se puede comenzar, y se inicia precalentando el horno a 350 grados Fahrenheit. Luego se corta la berenjena en la mitad, y con una cuchara, se remueve el centro, dejando suficiente carne en el entorno de la piel para que mantenga su forma cuando se hornee. Se hierve la parte que se sacó con la cuchara hasta que quede suave lo que dura alrededor de 10 a 12 minutos.

Mientras tanto, en un sartén, se agrega aceite de oliva a fuego medio. Se sazona la carne con sal y pimienta. Luego se agrega la carne sazonada al sartén y se saltea hasta que todos los líquidos se hayan evaporado y la carne se haya puesto un poco marrón. Se drena la misma, y se remueve la grasa extra e innecesaria. Después, se deja enfriar brevemente y se corta en pedacitos la carne hasta que no quede ni un pedazo largo. Después, en otro sartén a fuego medio, se agregan otras dos cucharadas de aceite de oliva y se saltean las cebollas, pimienta, y ajo juntas.

En un recipiente se mezclan la berenjena cocinada, los vegetales, la carne ya preparada, el queso, las migajas y el huevo. Después de eso se llena las mitades de la parte que se ha sacado con una cuchara con la mezcla antes mencionada de una manera equitativa. Se pone encima de eso, tomates cortados, y un poco de queso gratinado sazonado con sal y pimienta, para luego hornearse por unos 50 minutos el horno que se había pre horneado, se deja enfriar brevemente para luego servirse.