Alubias y almejas

Por mucho los frutos del mar siempre se han considerado ingredientes claves para la cocina española, y que mejor que resaltar sus deliciosos sabores y aromas con unas bien españolas alubias, elaborando un plato tan lleno de sabor, que querrás no terminar nunca.

alubiasLas alubias que ocuparemos para este plato, pueden ser cocidas, de frasco o de lata, aunque siempre frescas y recién cocidas aportan un delicioso sabor al platillo, y las almejas serán las más frescas que encontremos, los ingredientes que ocuparemos son:

300 gramos de alubias cocidas

500 gramos de almejas

4 cucharadas de aceite de oliva

1 diente de ajo, picado o machacado

1 cebolla mediana, muy picadita

1 jitomate grande, rallado, sin piel ni semillas, o muy molido

1 taza de vino blanco

½ taza de agua

Sal y pimienta al gusto

2 hojas de laurel

Perejil lavado y desinfectado, picado para adornar

Las alubias, de cualquiera que ocupemos, tendrán que estar escurridas perfectamente y las almejas deberán de ser lavadas hasta quitar en medida de lo posible la totalidad de arena, se ponen en agua con sal, para eliminar cualquier arena que haya quedado durante el lavado.

En el aceite caliente, freiremos ajo y cebolla a dorar, y la cebolla se haya ablandado un poco, enseguida agregaremos, el jitomate, rallado o bien molido y colado para evitar cualquier semilla o piel que hagan una salsa pesada, agregamos el laurel, y se deja freír por unos 6-8 minutos a que se cueza perfectamente, y se combinen los sabores.

Le pondremos el vino y el agua a esta salsa, movemos, y además agregaremos las almejas, taparemos la cacerola donde estamos cocinando, para que las almejas se cuezan y sabremos que ya están cocidas, porque tendrán que abrirse todas las almejas, el tiempo aproximado para que esto suceda, será aproximadamente 5 minutos.

Pasado estos minutos, y rectificando que estén ya las almejas cocidas, agregamos, las alubias, mezclamos y dejamos cocinar por 7 minutos más, para integrar todos los ingredientes.

Rectificaremos sal y pimienta, y si encontramos que alguna almeja no se abrió, tendremos que desecharla, al servir se adorna con el perejil picadito, se sirven calientes y acompañadas de algún pan rustico.