Tarta de fruta y crema

Sin duda este tipo de tarta es perfecta para quedar bien con todos tus invitados. Muchos estamos cansados ya de los típicos postres de siempre, y aunque el chocolate es algo de lo que nunca o será raro que nos cansemos de él, si queremos sorprender a nuestros invitados esta es una muy buena opción. Además de ser más sana que otros postres y no nos llevará demasiado tiempo en la cocina.

Los ingredientes que vamos a necesitar serán los siguientes.

Para la base nos será necesario una masa de hojaldre que si es la primera vez que hacemos esta tarta recomendamos las ya hechas y las meteremos en el horno hasta que esté bien dorada y crujiente para una buena base. Antes de meterlo al horno pincelaremos toda la base con huevo batido.

Para la crema pastelera utilizaremos 4 huevos, 100 gramos de azúcar, 50 gramos de mantequilla, 400 gramos de queso estilo philadelphia, zumo de limón y algo de gelatina también de limón.

Para la cobertura, normalmente esta tarta se decora con Kiwi, fresas y plátano.

Mientras tenemos la masa en el horno, continuaremos con la crema. Añadiremos todos los ingredientes menos la mantequilla y los mezclaremos durante unos 30 segundos. Más tarde sin añadir la mantequilla al fuego estaremos batiendo suavemente a una temperatura de 90 grados todo. Para cuando termine añadir la mantequilla y terminar con la crema.

Nuestro hojaldre ya estará horneado así que lo que haremos a continuación es volcar la crema sobre el hojaldre y dejar enfriar mientras continuamos con la cobertura.

Lo que necesitamos es tener la fruta cortada y cuando esté algo más templado ir colocando la fruta por encima. Para conseguir un final perfecto para nuestra tarta pondremos un glaseado por encima que será una mezcla de 100 gramos de agua, 100 gramos de azúcar y unos pequeños trozos de kiwi bien pequeños.

Budin de pan sin horno: una receta rápida, muy sencilla y deliciosa

El budín de pan es una receta muy fácil de hacer que nos permite aprovechar esos restos de pan que van quedando a lo largo de los días. En las recetas más habituales es necesario usar el horno, ya que uno de sus ingredientes es el huevo. En este caso se sustituye por flan, de modo que no es necesario usar calor para que cuaje.

Ingredientes:

  • 600 gramos de pan que nos haya sobrado
  • 250 ml de leche
  • Almendra molida o cualquier otro fruto seco
  • 1 sobre de flan de vainilla
  • Ron o licor dulce (opcional)

Preparación:

  • Partir el pan en pequeños trozos
  • Preparar el flan intentando que quede bastante espeso
  • Añadir el ron o el licor al flan cuando haya enfriado un poco
  • Bañar el molde con el sirope que acompaña el flan o con azúcar líquido
  • Poner un poco de pan, sobre él almendra y añadir un poco de flan. Repetir la operación para ir haciendo capas hasta haber puesto todos los ingredientes.
  • Introducir en el frigorífico para que tome consistencia.

Consejos:

  • Si el pan no está demasiado duro quedará más jugoso. Sirve cualquier tipo de pan
  • Es importante que el flan quede espeso, por eso hay que añadir algo menos de leche de lo habitual.
  • Se puede añadir canela para darle un sabor distinto, o incluso un poco de cacao en polvo o de café
  • Para decorarlo se puede utilizar la tradicional nata o frutas en almíbar
  • Los alérgicos a los frutos secos pueden sustituirlos por pasas o ciruelas secas
  • También se puede utilizar fruta escarchada para darle un toque diferente

Este budín es un postre casero muy sencillo de preparar, alno tener que batir mezclas ni utilizar el horno. Y no solo eso, sino que además es delicioso y muy económico, perfecto para una merienda o incluso para una fiesta si se decora con gusto.

Papas al gratín

Hablar de papas, nos introduce a un mundo lleno de deliciosas recetas para todos los gustos, ¿a quién puede no gustarle las papas?, las papas son el perfecto acompañamiento, para carne pescado pollo, o como una entrada llena de sabor, y complemente perfectamente cualquier comida, siendo por mucho las preferidas para paladares exigentes. Las papas suelen ser tan versátiles, que con lo que las comas y de la manera que las comas, satisfacen hasta el más exigente paladar.

Para preparar estas Papas al Gratín necesitaras los siguientes ingredientes:

1 kilo de papas

1 taza de crema

½ taza de leche

1 diente grande de ajo

5 cucharadas de mantequilla

1 taza de queso Gouda

1 taza de queso Manchego

½ taza de perejil lavado y desinfectado

Romero, Tomillo Sal y pimienta al gusto

Todos los ingredientes tendrán que estar frescos, y en el caso de las papas, lavadas y peladas, los quesos rallados, y Romero y Tomillo, pulverizados, o picados, si fueran frescos, empecemos:

Las papas se rebanaran lo más delgado posible, tratando de no romper, si fuera posible hacerlo con la “mandolina”, para obtener rebanadas uniformes y del mismo grosor.

Aparte, mezclar, ajo, crema y leche, romero y tomillo, reservar. Mezclar los quesos rallados, también, reservar.

Untar un molde refractario, que pueda ingresar al horno, con mantequilla suficiente, para que no se peguen las papas, y empezar a acomodar una capa de papas hasta cubrir paredes y fondo del refractario, las condimentamos con sal y pimienta, y le ponemos un poco de la salsa de crema, enseguida un poco de la mezcla de quesos, y nuevamente una capa de papas, crema queso, hasta terminar todo el molde en capas, procurando terminar con la crema y hasta el final una abundante capa de quesos,  y espolvoreamos el perejil finamente picado, metemos al horno  a 180 ° (grados centígrados), por espacio de 50 minutos. Rectificaremos el cocimiento de las papas pasados los 50 minutos, y si fuera necesario, dejamos por espacio de 5-10 minutos más hasta que las papas estén totalmente cocidas.

Al sacar del horno, dejaremos reposar 10 minutos antes de cortar y servir, para sacar rebanadas perfectas sin temor a que se desmoronen, las rebanadas.

Ocho errores comunes al hacer pasta

Si eres amante de esta típica comida italiana, pero no todo el tiempo te sale como lo esperas, debe ser por omisión de algún detalle, pero no te preocupes, en este artículo te manifestaremos los errores más comunes cometidos por todos a la hora de preparar la pasta que tanto nos encanta, además de ello, estas demostraciones fueron incluso probadas por personas comunes y corrientes, las cuales dieron su opinión para dar veracidad a lo establecido a continuación.

Según Ivana Montalvo, secretaria de recepción en de la empresa Reparacion de frigorificos Madrid, uno de los errores más cometido por ella a la hora de preparar la pasta es el de utilizar una olla muy pequeña al momento de preparar vermicelli o alguna otra pasta larga, algo que es de suma importancia saber en este caso, pues el dejar la pasta en una olla pequeña conllevará a que no sea utilizada la cantidad de agua requerida y que como resultado terminemos con una pasta pegajosa y mal cocinada.

Según Sergio Colmenares, técnico jefe de Reparacion de lavadoras Madrid y total amante de la pasta, nos manifiesta que en ocasiones comete el error de no añadir sal al agua, y esto produce que la pasta no tenga la textura y el sabor adecuado.

Algo que Marta Duarte, recepcionista de cerrajeros San Vicente del Raspeig no sabía hasta manifestarlo en este artículo, era que agregar la pasta antes de que el agua hierva de verdad, es un error fatal.

Agregarle aceite al agua es una disyuntiva creada en el mundo de la pasta, muchos cocineros lo hacen y otros no, ya que, con la cantidad de agua necesaria y el chequeo continuo de la pasta, no requieres del toque de aceite.

No revolver la pasta hará que quede una masa pegajosa, esto, junto con no cocinar la pasta el tiempo adecuado, harán la peor pasta del mundo.

Por último, muchos comenten el error de enjuagar la pasta con agua, lo que hace desaparecer el almidón por completo, el cual sirve para mantener la forma de la pasta, y si colocas salsa a la misma el almidón también te ayudara a que se conserve dicha salsa, la cual en ocasiones también se convierte en un error al colocar una salsa que no combine con la pasta.

El cocido maragato; delicioso y singular

El cocido maragato es un plato típico de la gastronomía leonesa, en concreto de la comarca del Bierzo. Un plato de cuchara contundente, en el que los protagonistas son los garbanzos. El origen, como la mayoría de los cocidos españoles, es humilde, modesto. Este era el plato que se daba a los campesinos para soportar los largos y duros días de trabajo en el campo. Dureza en unas tierras de clima muy frío en algunas épocas del año.

Como señalábamos, el ingrediente principal son los garbanzos, pero no es el único, evidentemente. Junta a él se encuentran las verduras, especialmente la berza, y varios tipos diferentes de carne: chorizo, oreja, huesos de espinazo, morcillo, tocino, costilla, gallina… El resultado es un plato muy energético, perfecto para reponer fuerzas y entrar en calor.

¿Cómo se elabora? En primer lugar hay que cocer las carnes. Es el paso indispensable para obtener el caldo con el que más tarde se hará la sopa. Después se introducen lo garbanzos y, en una cazuela aparte, se cuecen las verduras. Hasta aquí no hay gran diferencia con la preparación de otros platos de legumbres típicos españoles.

La gran diferencia se produce a la hora de servirlo en la mesa. El orden es exactamente el inverso a lo que se hace con otros cocidos. Primero se presenta en la mesa la carne en una fuente de la que se servirá cada comensal. Tras ello se pondrán los garbanzos, en seco. La carne, eso sí, no se retira de la mesa. En fuentes separadas se presentan las verduras, que pueden ser patatas, berzas o repollo. Y, por último, la sopa, espesa y con fideos o con pan.

Hay diferentes teorías para explicar la razón por la que el cocido maragato se sirve así. En cualquier caso, hay un dicho popular que podría explicarlo a la perfección: “De sobrar, que sobre la sopa”.

Aprende a hacer tortillas

Este es un platillo delicioso que puedes preparar de manera fácil, sencilla y divertida, por lo que no necesitas de ser un experto chef para que te quede totalmente delicioso, pues en ocasiones, a pesar de que nos guste mucho cocinar, nos sentimos agotados después de llegar de realizar nuestra labor en Fontaneros urgentes Madrid, o simplemente la pereza nos gana, por lo cual queremos preparar algo rápido, pero que a la vez nos quede delicioso y nos satisfaga del hambre. En el comedor de cerrajeros Marbella, las tortillas son populares debido a su practicidad, alto contenido nutritivo y sabor.

Algo que necesitas tener presente es lo siguiente; la mayoría de los tortillas, llevan en su receta huevos batidos y algunos cocidos, pero con un toque de ligereza tal que la cocción casi no se note, pero esto es solo un método de preparación de diversas regiones del mundo, ya que su modalidad cambia dependiendo del territorio en el que te encuentres en el planeta, por lo que este post sólo manifestará la preparación de un tortilla tradicional, dejando a tu gusto cualquier ingrediente adicional que quieras añadir.

El huevo es el protagonista de este plato, que se debe cocinar a fuego rápido en una sartén ligeramente aceitada, por lo que las verduras y demás ingredientes necesitan estar ya cortadas cuando decidas poner el huevo en cocción, 2 o 4 huevos son los números utilizados frecuentemente.

Ahora bien, los ingredientes que necesitas cortar son la cebolla, el jamón, los cebollines, las salchichas, aceitunas negras, o tomate, ingrediente que es popular para agregar a los tortillas, al igual que los champiñones y la espinaca. Ahora solo necesitas colocar la mezcla de los huevos dentro del sartén, espera unos segundos a que quede la forma circular y luego le hechas el picadillo, dejas que se cocine por unos segundos de un lado y le das la vuelta, ¡y listo! Ya puedes disfrutar de tu tortilla.

Las tortillas tienen la proteína que necesitan los duros trabajadores de Electricistas Madrid, la empresa que cuida de tus servicios de iluminación.

Tortillas españolas

No podemos estar de visita en España y no ir algún bar a probar las muy tradicionales tortillas españolas, esta mezcla de huevos y patatas, tradicionalmente, son un típico bocadillo, para echar unos tragos, o cervezas en compañía de amigos en algún bar, este platillo se puede comer frio o caliente, no alteran sus sabores la temperatura, es deliciosa y muy famosa a nivel mundial.

Se puede comer, como único plato, como acompañamiento, como botana, o como tapa (bocadillos españoles), estas Tortillas Españolas son muy sencillas de hacer, y se basan principalmente en patatas huevos y aceite de oliva, aunque podemos enriquecer las recetas tradicionales, añadiendo cebollas, pimientos, jamones tocinetas, o algunas otras variadas verduras.

A continuación les presento la más tradicional receta de Tortilla Española, aunque los sabores varían a partir de los ingredientes y de la sazón de cada persona que elabora esta delicia.

Necesitaremos. Los siguientes ingredientes.

4 papas o patatas medianas

5 huevos

¼ de litro de aceite de oliva virgen

Sal

Opcional, (cebollas, cebollines, chicharos, pimientos, ejotes, etcétera)

Se pelan las papas o patatas, y se rebanan en lonjas delgadas, se fríen en abundante aceite de oliva, a fuego medio para que las papas se cuezan y absorban el sabor del aceite,, si se añadirán los ingredientes opcionales, es el momento de verterlos al aceite para que se mezclen sabores, y una vez dorados, se sacan y escurren perfectamente, a parte, batiremos  bien los huevos  agregamos las patatas,  con algo de sal, y si pondrás ingredientes opcionales, también es el momento, el sartén donde freímos las papas y demás ingredientes, regresara al fuego, para calentarse nuevamente y en el verteremos la mezcla de huevos, se tapa el sartén y se deja cocinar a fuego lento, dando la vuelta, cuando la base ya este cocida y un tanto dorada, se voltea con cuidado ya que el centro aun estará un poco crudo y podríamos desbaratar la forma de la tortilla., se deja terminar de cocer, y estará lista para servirla, solo déjala enfriar unos minutos a modo de reposo, y ¡listo! una verdadera delicia, y muy económica manera de comer un bocadillo.

Aprende a hacer sopa castellana

Si piensas que es muy complicado hacer este tipo de sopas pues te equivocas, en esta ocasión te mostraremos la mejor forma de realizar una sopa espectacular al estilo castellano, para que deleites a todo el mundo con esta delicia de plato, solo necesitas seguir los pasos que te mostraremos a continuación y todo quedará resuelto.

Normalmente el ingrediente más potente y característico de esta deliciosa sopa es el ajo, pues no por nada es conocida como Sopa de ajo, aunque algunas también la denominan como sopa castellana, uno de los platillos favoritos de los maestros de obra que han trabajado por más de una década en la empresa de Cerrajero Madrid urgente, y que hasta el sol de hoy siguen llevando en el corazón como su platillo favorito.

Lo importante de este tipo de platillos es que no golpeará para nada a tu bolsillo, pues es un platillo sumamente económico y facilísimo de preparar como lo dijimos anteriormente, los ingredientes, además del ajo, son el pan y también el huevo, que es muy característico de este tipo de sopa.

Sus versiones pueden ser muy variadas, pues en diversas regiones de España la sopa tiene modalidades diferentes y uno que otro ingrediente característico de esas regiones, los cuales la hacen única, a pesar de ser un platillo totalmente general. A continuación te mostraremos dos exquisitas recetas que se pueden aplicar a este tipo de plato, la primera de ellas además de ser la favorita en Madrid, en una pequeña localidad de valencia existe un establecimiento de comercio, con denominación social de Cerrajero 24h Valencia, los cuales se sentirán encantados de brindarte sus servicios, si tu oferta de pago es este tipo de sopa.

La primera de ellas es la estándar Sopa castellana de ajo, la cual tiene como ingredientes, el agua por supuesto, el elemento más esencial, 4 tazas para ser más específico, luego está el ajo, el ingrediente más característico de la sopa, con 8 dientes estará estupendo, y dependiendo de la cantidad que vayas a realizar son los huevos que necesitas echar, pero en esta ocasión ya que mencionamos la cantidad de agua, serían 2 huevos y a esto puedes añadirle un pedazo de chorizo con una longitud de 5 cm o si no eres amante del mismo puedes utilizar jamón serrano, con 40 gramos de este quedará estupenda.

Una simple cucharadita de pimentón dulce le dará un estupendo sabor, y por supuesto la sal, la pimienta y no puede faltar el aceite de oliva.

Sopa de ajo Fácil; para este tipo de sopas, cocinadas en el pequeño comedor del negocio de Cerrajeros Barcelona solo se necesitan los siguientes ingredientes, las mismas tazas de agua y los mismos trozos de ajo, lo único que varía en este tipo de planto es, dada su preparación fácil, la aplicación de medio pan rallado, posterior a esto está, la misma cantidad de huevos, la aplicación de sal, pimienta y el aceite de oliva.

Costumbres españolas a la hora de comer

La hora de la comida, es muy importante para todas las culturas del mundo, pero en España, prácticamente es una de las más arraigadas tradiciones, comer en familia, disfrutar de una buena comida, y de un buen vino, coronando con un aromático café y un postre ligero.

En España los desayunos suelen ser a temprana hora, y deben de ser ligeros, ya que a la hora de la comida se acostumbra una comida abundante y muy condimentada.

El desayuno generalmente, consiste en café, café cortado o café con leche, quizá chocolate caliente con los tradicionales churros españoles, algunas pastas o cruasanes.

La comida suele servirse entre las 2 y 4 de la tarde y entonces, si se conforma por una comida verdaderamente pesada, y muy rica en cuanto ingredientes, ya que España está rodeada de mar, su gastronomía, se basa fundamentalmente en productos marinos, pero de igual manera se complementa con frescas hortalizas, y deliciosos embutidos y jamones que maduran en las colinas y pastizales, los suelos españoles producen una enorme variedad de frutos que se curan o secan y forman parte importante de la gastronomía española.

Las comidas siempre se terminan con un aromático café, que puede ser un café solo, o un cortado (café con un chorrito de leche), o definitivo, un café con leche, y un postre ligero  que puede ser una tarta de frutas frescas, o algunas natillas quizá algunos panecillos con frutos secos, en fin la variedad de postres españoles es infinita, y deliciosa.

No puede  faltar  la sobremesa,  a la que se reúnen todos los comensales, nadie se retira después de comer, siempre se hace por lo menos una pequeña sobremesa, para platicar y seguir conviviendo, ya sea en familia o entre amigos, y esta sobremesa sucede antes de tomar la típica siesta, para digerir la comilona que han dado.

La siesta es tan popular en España, que los comercios cierran un par de horas para ir a comer  y tomar la siesta, de ser posible los empleados van hasta sus hogares, a comer para después tomar una pequeña siesta.

Las comidas españolas siempre se acompañaran de vino, ya que es una tradición que durante años se ha llevado a cabo en España, inclusive en los restaurantes, suelen incluir el vino, en el costo total de la comida, es parte de las comidas y siempre lo ha sido.

Alubias y almejas

Por mucho los frutos del mar siempre se han considerado ingredientes claves para la cocina española, y que mejor que resaltar sus deliciosos sabores y aromas con unas bien españolas alubias, elaborando un plato tan lleno de sabor, que querrás no terminar nunca.

alubiasLas alubias que ocuparemos para este plato, pueden ser cocidas, de frasco o de lata, aunque siempre frescas y recién cocidas aportan un delicioso sabor al platillo, y las almejas serán las más frescas que encontremos, los ingredientes que ocuparemos son:

300 gramos de alubias cocidas

500 gramos de almejas

4 cucharadas de aceite de oliva

1 diente de ajo, picado o machacado

1 cebolla mediana, muy picadita

1 jitomate grande, rallado, sin piel ni semillas, o muy molido

1 taza de vino blanco

½ taza de agua

Sal y pimienta al gusto

2 hojas de laurel

Perejil lavado y desinfectado, picado para adornar

Las alubias, de cualquiera que ocupemos, tendrán que estar escurridas perfectamente y las almejas deberán de ser lavadas hasta quitar en medida de lo posible la totalidad de arena, se ponen en agua con sal, para eliminar cualquier arena que haya quedado durante el lavado.

En el aceite caliente, freiremos ajo y cebolla a dorar, y la cebolla se haya ablandado un poco, enseguida agregaremos, el jitomate, rallado o bien molido y colado para evitar cualquier semilla o piel que hagan una salsa pesada, agregamos el laurel, y se deja freír por unos 6-8 minutos a que se cueza perfectamente, y se combinen los sabores.

Le pondremos el vino y el agua a esta salsa, movemos, y además agregaremos las almejas, taparemos la cacerola donde estamos cocinando, para que las almejas se cuezan y sabremos que ya están cocidas, porque tendrán que abrirse todas las almejas, el tiempo aproximado para que esto suceda, será aproximadamente 5 minutos.

Pasado estos minutos, y rectificando que estén ya las almejas cocidas, agregamos, las alubias, mezclamos y dejamos cocinar por 7 minutos más, para integrar todos los ingredientes.

Rectificaremos sal y pimienta, y si encontramos que alguna almeja no se abrió, tendremos que desecharla, al servir se adorna con el perejil picadito, se sirven calientes y acompañadas de algún pan rustico.