Tortillas españolas

No podemos estar de visita en España y no ir algún bar a probar las muy tradicionales tortillas españolas, esta mezcla de huevos y patatas, tradicionalmente, son un típico bocadillo, para echar unos tragos, o cervezas en compañía de amigos en algún bar, este platillo se puede comer frio o caliente, no alteran sus sabores la temperatura, es deliciosa y muy famosa a nivel mundial.

Se puede comer, como único plato, como acompañamiento, como botana, o como tapa (bocadillos españoles), estas Tortillas Españolas son muy sencillas de hacer, y se basan principalmente en patatas huevos y aceite de oliva, aunque podemos enriquecer las recetas tradicionales, añadiendo cebollas, pimientos, jamones tocinetas, o algunas otras variadas verduras.

A continuación les presento la más tradicional receta de Tortilla Española, aunque los sabores varían a partir de los ingredientes y de la sazón de cada persona que elabora esta delicia.

Necesitaremos. Los siguientes ingredientes.

4 papas o patatas medianas

5 huevos

¼ de litro de aceite de oliva virgen

Sal

Opcional, (cebollas, cebollines, chicharos, pimientos, ejotes, etcétera)

Se pelan las papas o patatas, y se rebanan en lonjas delgadas, se fríen en abundante aceite de oliva, a fuego medio para que las papas se cuezan y absorban el sabor del aceite,, si se añadirán los ingredientes opcionales, es el momento de verterlos al aceite para que se mezclen sabores, y una vez dorados, se sacan y escurren perfectamente, a parte, batiremos  bien los huevos  agregamos las patatas,  con algo de sal, y si pondrás ingredientes opcionales, también es el momento, el sartén donde freímos las papas y demás ingredientes, regresara al fuego, para calentarse nuevamente y en el verteremos la mezcla de huevos, se tapa el sartén y se deja cocinar a fuego lento, dando la vuelta, cuando la base ya este cocida y un tanto dorada, se voltea con cuidado ya que el centro aun estará un poco crudo y podríamos desbaratar la forma de la tortilla., se deja terminar de cocer, y estará lista para servirla, solo déjala enfriar unos minutos a modo de reposo, y ¡listo! una verdadera delicia, y muy económica manera de comer un bocadillo.

Costumbres españolas a la hora de comer

La hora de la comida, es muy importante para todas las culturas del mundo, pero en España, prácticamente es una de las más arraigadas tradiciones, comer en familia, disfrutar de una buena comida, y de un buen vino, coronando con un aromático café y un postre ligero.

En España los desayunos suelen ser a temprana hora, y deben de ser ligeros, ya que a la hora de la comida se acostumbra una comida abundante y muy condimentada.

El desayuno generalmente, consiste en café, café cortado o café con leche, quizá chocolate caliente con los tradicionales churros españoles, algunas pastas o cruasanes.

La comida suele servirse entre las 2 y 4 de la tarde y entonces, si se conforma por una comida verdaderamente pesada, y muy rica en cuanto ingredientes, ya que España está rodeada de mar, su gastronomía, se basa fundamentalmente en productos marinos, pero de igual manera se complementa con frescas hortalizas, y deliciosos embutidos y jamones que maduran en las colinas y pastizales, los suelos españoles producen una enorme variedad de frutos que se curan o secan y forman parte importante de la gastronomía española.

Las comidas siempre se terminan con un aromático café, que puede ser un café solo, o un cortado (café con un chorrito de leche), o definitivo, un café con leche, y un postre ligero  que puede ser una tarta de frutas frescas, o algunas natillas quizá algunos panecillos con frutos secos, en fin la variedad de postres españoles es infinita, y deliciosa.

No puede  faltar  la sobremesa,  a la que se reúnen todos los comensales, nadie se retira después de comer, siempre se hace por lo menos una pequeña sobremesa, para platicar y seguir conviviendo, ya sea en familia o entre amigos, y esta sobremesa sucede antes de tomar la típica siesta, para digerir la comilona que han dado.

La siesta es tan popular en España, que los comercios cierran un par de horas para ir a comer  y tomar la siesta, de ser posible los empleados van hasta sus hogares, a comer para después tomar una pequeña siesta.

Las comidas españolas siempre se acompañaran de vino, ya que es una tradición que durante años se ha llevado a cabo en España, inclusive en los restaurantes, suelen incluir el vino, en el costo total de la comida, es parte de las comidas y siempre lo ha sido.

Alubias y almejas

Por mucho los frutos del mar siempre se han considerado ingredientes claves para la cocina española, y que mejor que resaltar sus deliciosos sabores y aromas con unas bien españolas alubias, elaborando un plato tan lleno de sabor, que querrás no terminar nunca.

alubiasLas alubias que ocuparemos para este plato, pueden ser cocidas, de frasco o de lata, aunque siempre frescas y recién cocidas aportan un delicioso sabor al platillo, y las almejas serán las más frescas que encontremos, los ingredientes que ocuparemos son:

300 gramos de alubias cocidas

500 gramos de almejas

4 cucharadas de aceite de oliva

1 diente de ajo, picado o machacado

1 cebolla mediana, muy picadita

1 jitomate grande, rallado, sin piel ni semillas, o muy molido

1 taza de vino blanco

½ taza de agua

Sal y pimienta al gusto

2 hojas de laurel

Perejil lavado y desinfectado, picado para adornar

Las alubias, de cualquiera que ocupemos, tendrán que estar escurridas perfectamente y las almejas deberán de ser lavadas hasta quitar en medida de lo posible la totalidad de arena, se ponen en agua con sal, para eliminar cualquier arena que haya quedado durante el lavado.

En el aceite caliente, freiremos ajo y cebolla a dorar, y la cebolla se haya ablandado un poco, enseguida agregaremos, el jitomate, rallado o bien molido y colado para evitar cualquier semilla o piel que hagan una salsa pesada, agregamos el laurel, y se deja freír por unos 6-8 minutos a que se cueza perfectamente, y se combinen los sabores.

Le pondremos el vino y el agua a esta salsa, movemos, y además agregaremos las almejas, taparemos la cacerola donde estamos cocinando, para que las almejas se cuezan y sabremos que ya están cocidas, porque tendrán que abrirse todas las almejas, el tiempo aproximado para que esto suceda, será aproximadamente 5 minutos.

Pasado estos minutos, y rectificando que estén ya las almejas cocidas, agregamos, las alubias, mezclamos y dejamos cocinar por 7 minutos más, para integrar todos los ingredientes.

Rectificaremos sal y pimienta, y si encontramos que alguna almeja no se abrió, tendremos que desecharla, al servir se adorna con el perejil picadito, se sirven calientes y acompañadas de algún pan rustico.

Papas al gratín

Hablar de papas, nos introduce a un mundo lleno de deliciosas recetas para todos los gustos, ¿a quién puede no gustarle las papas?, las papas son el perfecto acompañamiento, para carne pescado pollo, o como una entrada llena de sabor, y complemente perfectamente cualquier comida, siendo por mucho las preferidas para paladares exigentes. Las papas suelen ser tan versátiles, que con lo que las comas y de la manera que las comas, satisfacen hasta el más exigente paladar.

Para preparar estas Papas al Gratín necesitaras los siguientes ingredientes:

1 kilo de papas

1 taza de crema

½ taza de leche

1 diente grande de ajo

5 cucharadas de mantequilla

1 taza de queso Gouda

1 taza de queso Manchego

½ taza de perejil lavado y desinfectado

Romero, Tomillo Sal y pimienta al gusto

Todos los ingredientes tendrán que estar frescos, y en el caso de las papas, lavadas y peladas, los quesos rallados, y Romero y Tomillo, pulverizados, o picados, si fueran frescos, empecemos:

Las papas se rebanaran lo más delgado posible, tratando de no romper, si fuera posible hacerlo con la “mandolina”, para obtener rebanadas uniformes y del mismo grosor.

Aparte, mezclar, ajo, crema y leche, romero y tomillo, reservar. Mezclar los quesos rallados, también, reservar.

Untar un molde refractario, que pueda ingresar al horno, con mantequilla suficiente, para que no se peguen las papas, y empezar a acomodar una capa de papas hasta cubrir paredes y fondo del refractario, las condimentamos con sal y pimienta, y le ponemos un poco de la salsa de crema, enseguida un poco de la mezcla de quesos, y nuevamente una capa de papas, crema queso, hasta terminar todo el molde en capas, procurando terminar con la crema y hasta el final una abundante capa de quesos,  y espolvoreamos el perejil finamente picado, metemos al horno  a 180 ° (grados centígrados), por espacio de 50 minutos. Rectificaremos el cocimiento de las papas pasados los 50 minutos, y si fuera necesario, dejamos por espacio de 5-10 minutos más hasta que las papas estén totalmente cocidas.

Al sacar del horno, dejaremos reposar 10 minutos antes de cortar y servir, para sacar rebanadas perfectas sin temor a que se desmoronen, las rebanadas.

Una Carbonara de lujo

Pasta Carbonara: es todo un lujo que la cocina italiana le ha dado al mundo. Para los amantes de esta gastronomía este es un platillo que debe manejarse de manera obligatoria. Entre sus ventajas está la rapidez con la que se puede preparar y el sabor exquisito que tiene. Cuando una persona está aprendiendo a cocinar tiene que aprender a realizar una excelente pasta carbonara para poder determinar si está listo para dar el paso desde la comida casera hacia la gran cocina en el plano nacional o internacional.

Si tú deseas aprender a hacer una buena pasta carbonara estás en el lugar indicado puesto que después de leer este artículo y seguir estos pasos serás capaz de impresionar a cualquier persona.

Estos son los pasos que debes seguir:

En primer lugar hay que tener los ingredientes: pasta larga, un “olio” extra virgen de oliva el cual dará un aroma mediterráneo al plato, también tocino, huevos, una buena taza de queso parmesano originario de Italia, ajo y mucha concentración, así como pimienta preferiblemente negra.

Luego de contar con los ingredientes necesarios se debe empezar a preparar la pasta y la salsa en simultáneo porque esto determinará el éxito del plato en razón de que la pasta caliente será la que termine de cocinar la mezcla que prepararemos con huevos y queso Parmigiano.

Posteriormente se coloca agua en una olla de gran tamaño hasta que llegue a hervir, y se le agrega entonces la cantidad de pasta deseada para que, durante unos 10 minutos se pueda cocinar hasta que llegue a estar en la textura perseguida. Al mismo tiempo el aceite se irá calentando a una temperatura no muy alta para añadirle la tocineta durante unos 3 minutos hasta que llegue a estar tan crujiente y crispada como se desea añadiendo ajo como acción seguida.

Una vez hayamos realizado lo anterior se pondrán los espaguetis en la mezcla caliente, mientras que en simultáneo los huevos son revueltos con el queso en un tazón haciéndolo con fuerza para evitar que haya grumos en esta mezcla.

Cuando se tenga esa mezcla terminada solamente hay que añadirla a la pasta y poner un poco de pimienta por encima para que se pueda servir inmediatamente.

Aprende a cocinar unas berenjenas rellenas deliciosas

Las berenjenas rellenas son otra estampa en la cocina casera que resulta placentera cada vez que es servida. En una hora se pueden hacer unas que quedan exquisitas y tal vez todo buen cocinero antes de vanagloriarse de serlo, debería de ser capaz de realizar este rico plato que es bastante simple y que puede variar su sabor de muchas maneras para hacerlo aún más exquisito. A continuación, se describirá una receta simple de cómo se pueden hacer unas excelentes berenjenas rellenas:

Primero, como siempre, se debe saber qué ingredientes se utilizarán, lo que necesitamos es una berenjena grande, aceite de oliva, carne, pimienta negra, cebollas, pimienta roja, ajo, queso Pecorino Romano, migajas de pan, huevos, y tomates.

Al recolectar todos los ingredientes, se puede comenzar, y se inicia precalentando el horno a 350 grados Fahrenheit. Luego se corta la berenjena en la mitad, y con una cuchara, se remueve el centro, dejando suficiente carne en el entorno de la piel para que mantenga su forma cuando se hornee. Se hierve la parte que se sacó con la cuchara hasta que quede suave lo que dura alrededor de 10 a 12 minutos.

Mientras tanto, en un sartén, se agrega aceite de oliva a fuego medio. Se sazona la carne con sal y pimienta. Luego se agrega la carne sazonada al sartén y se saltea hasta que todos los líquidos se hayan evaporado y la carne se haya puesto un poco marrón. Se drena la misma, y se remueve la grasa extra e innecesaria. Después, se deja enfriar brevemente y se corta en pedacitos la carne hasta que no quede ni un pedazo largo. Después, en otro sartén a fuego medio, se agregan otras dos cucharadas de aceite de oliva y se saltean las cebollas, pimienta, y ajo juntas.

En un recipiente se mezclan la berenjena cocinada, los vegetales, la carne ya preparada, el queso, las migajas y el huevo. Después de eso se llena las mitades de la parte que se ha sacado con una cuchara con la mezcla antes mencionada de una manera equitativa. Se pone encima de eso, tomates cortados, y un poco de queso gratinado sazonado con sal y pimienta, para luego hornearse por unos 50 minutos el horno que se había pre horneado, se deja enfriar brevemente para luego servirse.

Calabacines asados: exquisitos

El calabacín es una hortaliza de gran riqueza que viene por su exquisito sabor y su alta gama de variaciones al cocinar, existen varias recetas que comienzan a presentar cambios a la hora de decidir el método de cocción, sea asado, frito o al vapor, hay diversas formas de preparar un exquisito plato de calabacines. Las formas preferidas de cocinarlos son asado o fritos por el hecho de que la superficie se carameliza y le agrega cierta profundidad al sabor.

Hoy optaremos por describir una receta de calabacines asados, sin embargo, uno no se debe detener con una solamente, existen un inmenso rango de sabores que puede alcanzar los calabacines así que siempre se debe tomar el tiempo de hacer diversas variaciones.

Primero vamos a describir el proceso de asado el cual es muy básico, lo único que se debe de hacer es cortar los calabacines, bañarlos con un poco de aceite de oliva y asarlos en un horno por 20 o 30 minutos hasta que se pongan morenos.

También existen variaciones que se pueden hacer al prepararlos asados, una de ellas es asarlos con un poco de aceite de sésamo hasta que se pongan morenos, verterles un poco de miel y salsa de soya para luego echarle unas semillas de sésamo y devolverlo al horno por unos 5 minutos hasta que se glasee.

Otra forma podría ser de asarlos con un poco de aceite de oliva hasta que se pongan un  poco marrones y luego una mezcla 50/50 de queso parmesano y migajas de pan y devolverlos al horno o cocinarlos en la parrilla hasta que estén crujientes. Esto combina perfectamente con un pollo a la parrilla o pescado.

El calabacín ama el limón así que asarlo con aceite de oliva como se ha indicado arriba y agregarle un poco de jugo de limón justo antes de servir también es una combinación espectacular. Otra cosa que se le puede añadir en vez de limón, es ajo triturado que se agregaría justo antes de rostizarlos.

Haz una torta de Zanahoria increíble

La torta de zanahoria siempre ha sido una bastante particular, y esto es por el hecho de que el ingrediente principal es una verdura lo cual hace a la torta no solo sabrosa sino saludable también. También por el hecho de que esta torta tiene muchas derivaciones y recetas, y son muy fáciles de cocinar lo cual permite a cocineros novatos realizar deliciosos postres, sin embargo, la que siempre parece ser la más deliciosa es a la que se le añaden pasas.

carrotLa torta de zanahoria con pasas de uva no es una combinación nueva, pero definitivamente siempre ha causado conmoción por el rico sabor que brinda. La zanahoria que aporta el color y el sabor de la base combina de manera exquisita con el sabor que brindan las pasas de uva. Y no solo eso, también es sumamente fácil de hacer, lo cual te dota de un nuevo postre en tu arsenal que brilla por cuán exquisito es y por su sencillez.

El proceso es muy simple. Luego de recolectar los ingredientes que incluyen 300 g de zanahorias ralladas, harina, huevos, azúcar, azúcar negra, aceite de girasol, polvo de hornear, sal, canela, pasas de uva hidratas y esencia de vainilla vamos a colocar los ingredientes secos en un recipiente, después lo vamos a cernir. Es importante sacar otro recipiente ya que ahí vamos a colocar los huevos y la azúcar y batirlos hasta ver espuma, luego añadiremos la parte líquida que estará conformada por el aceite y la esencia de vainilla y volveremos a batir bien.

Luego integramos a la zanahoria en la mezcla y unimos los ingredientes secos con los del segundo recipiente y mezclamos para obtener la mezcla, y al final simplemente añadimos las pasas hidratadas para después llenar de manteca un molde de tubo para horno.

Y después de un proceso tan sencillo, tenemos una rica torta de zanahoria con pasas lo cual no requiere de mucho esfuerzo para un producto tan delicioso que puede gozar junto a su familia.

La lasaña de hongos preferida por todos

La lasaña es un plato que se puede preparar con diferentes rellenos con los que poder triunfar sin duda, ya sea ante tu familia o tus invitados. Hoy te vamos a presentar la receta de la lasaña con hongos portobello cambiando la carne picada pero sin que falte el queso por encima, parmesano sin duda el mejor para esta lasaña.

Con esta receta podrán comer 8 comensales, y el tiempo para realizarla es aproximadamente de unos 75 minutos.

Los ingredientes para realizar esta lasaña son los siguientes:

400 gramos de lasaña

4 tazones de leche

1 barra y media de mantequilla, la cual recomendamos que sea sin sal

Media taza de harina

800 gramos de hongo portobello

Queso parmesano al gusto

Nuez moscada

Aceite de oliva

Sal

Una vez hayamos recopilado todos los ingredientes nos podemos poner manos a la obra.

En primer lugar debemos encender el horno a 180º y que se caliente. A continuación en una olla comenzamos a hervir con sal y una cucharada de aceite donde agregaremos la lasaña y durante 12 minutos lo mantendremos al fuego y tras esto lo colamos y apartamos.

Para preparar la salsa ponemos de nuevo a hervir una olla pero esta vez con la leche y tras haber hervido pondremos una barra entera de mantequilla y la harina mientras lo dejamos que se cocine durante 2 minutos sin dejar de mover con una cuchara, que recomendamos que sea de madera. Tras esto sazonamos con la sal y la nuez y la pimienta quien quiera y lo batimos con el batidor globo de mano mientras sigue al fuego. No dejaremos de remover durante los 5 minutos que siga al fuego a lo cerrajeros Barcelona.

Tras esto llega el momento de coger los hongos portobello cortándolos. Tras esto calentamos aceite y mantequilla donde cuando se haya derretido añadiremos nuestros hongos con un poco de sal y lo mantendremos 4 minutos cocinando.

Montaremos la lasaña en orden de lasaña, salsa, hongos y queso repitiendo el paso hasta formar 3 pisos con el toque final de queso parmesano para gratinar.

Tras esto metemos al horno nuestra lasaña 43 minutos cuando veamos que la parte de arriba se ha tostado.

Ensalada de gala

Para una buena cena y quedar como el anfitrión del año, es imprescindible poner en el centro de la mesa una buena ensalada. Pero vamos a dejar lo tradicional a un lado, y vamos a sorprender a nuestros invitados con una ensalada nueva en la que fusionaremos frutas, verduras y queso. Así que vamos a preparar una ensalada de frambuesas e higos, sabores diferentes y especiales y fácil de preparar.

Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

Un cogollo de lechuga verde, 2 manojos de espinacas baby, de 8-10 higos dependiendo de los comensales, unos 150 gramos de frambuesas, 50 gramos de almendras, queso de cabra, vinagre balsámico o de modena, miel de abeja al gusto y no podría faltar sal y pimienta.

En primer lugar lo que vamos a hacer es cortar la lechuga y lavarla junto con las espinacas. Después las centrifugamos y le quitamos el exceso de agua. Y tras esto colocaremos todo en una ensaladera grande, ya que lleva muchos ingredientes y no queremos que rebose.

A continuación cogeremos el queso de cabra contándolo en rodajas intentando que el queso este frío para que no se deshaga al cortarlo. Y junto con los higos lavados previamente lo incorporamos a la ensaladera. Cuando ya los hayamos incorporado a continuación iremos añadiendo las frambuesas y las almendras.

Para la ‘salsa’ mezclaremos el vinagre que hayamos decidido y la miel que junto con un batidor de globo realizaremos una mezcla homogénea salpimentando al gusto.

El último paso se puede llevar a cabo o no, dependiendo del gusto de cada uno. Este trata de aderezar antes de presentar la ensalada o no. Podemos decidir también por presentar la salsa o aderezo en un cuenco a parte y que de esta manera cada uno se sirva al gusto.

Todos nuestros invitados se sorprenderán con esta receta tan exótica que fusiona estos sabores. ¡No defraudarás!